No existe un formato o formulario específico y estricto para llenar un telegrama de renuncia. Sin embargo, existen algunos pasos que se pueden seguir como metodología útil para llenarlo. Por otra parte, hay varios factores que pueden influir en su elaboración como las normas de la empresa, además del país donde labores y tus habilidades para expresarte.

Notificación de la Renuncia

Para notificar la renuncia a un empleo es necesario hacer una buena redacción de la misma de tal forma que queden claros todos los motivos que producen o desencadenan la renuncia. También debe tomarse en cuenta que la renuncia se debe realizar con varios días de anticipación, lo que se conoce como preaviso.

Por lo que, esto varía según el país y según las normas establecidas de la empresa donde trabajes. Generalmente exigen entre quince días a un mes de preaviso.

Debe iniciarse colocando el nombre de la ciudad donde funciona la empresa o institución, además la fecha en la cual se va a entregar el telegrama de renuncia.

Remitente

Posteriormente se indica el remitente, es decir la persona a quien va dirigida la información que queremos enviar, casi siempre es dirigida al jefe de personal de la empresa o al gerente general, o presidente de la empresa. Se inicia con el título que posea el destinatario, como por ejemplo Licenciado, o Director o Doctor o Abogado.

A continuación el nombre y apellido de la persona a quien va dirigido el telegrama. Debajo del nombre se debe colocar el cargo que esa persona ocupa en la empresa, como por ejemplo Jefe de personal, Presidente, Gerente de Recursos Humanos.

A continuación, se realizará un breve saludo de cortesía, por ejemplo, puedes utilizar la siguiente frase: «Muy respetuosamente me dirijo a usted». También puedes usar lo siguiente: «Reciba un respetuoso y cordial saludo».

Motivo de la Carta o Telegrama

Posteriormente debes enunciar el motivo de la carta o telegrama. Puedes expresarlo así: El motivo de la presente es para notificarle mi renuncia. De esta manera se procede entonces a enumerar o explicar de la forma más educada y clara posible los motivos que te llevaron a renunciar.

Aquí es bueno enumerar cada una de las razones que te impiden seguir trabajando en la empresa. Pueden incluir razones de salud o enfermedad propia o de familiar consanguíneo al cual tengas que dedicarle tiempo para su atención. O si el motivo son las condiciones laborales, debe explicarse que esperaba de la empresa o si tuviste algún problema de otra índole puedes expresarlo según tus deseos. Si no quieres dar muchos detalles puedes colocar entonces lo siguiente: «Por razones de índole personal me veo obligada a presentar mi renuncia»

Despedidas

Una vez finalizada la exposición de motivos de la renuncia puedes colocar frases para finalizar el telegrama como: «Sin otro particular” o «Sin más por el momento» y a continuación la frase: «Se despide de usted» o «Atentamente». Por ultimo. para finalizar el telegrama es necesario colocar tu nombre y apellido; tu número de identificación o cédula, el cargo que desempeñas y estampas tu firma.